URSULA FADIC PEÑA

Fotógrafa chilena, especializada en fotografía publicitaria en el Instituto ALPES y en producción de obra gráfica, fotográfica y video en la Universidad de Chile. Ha trabajado gran parte de su carrera profesional en estudios de fotografía y websites en Chile y actualmente en Schawk! Bélgica. Su relación con la fotografía documental comenzó cuando fue parte del colectivo Las Niñas en su etapa temprana entre 2012 y 2013 y en sus viajes por Europa por casi 2 años donde conoció a su actual novio, razón por la que reside en Bélgica desde hace casi 5 años.

A pesar de vivir en el extranjero siempre he mantenido una relación fuerte y una comunicación fluida con mi gente en Chile. Existe la idea de: “el que se va, se olvida” pero en mi caso y en mi experiencia eso no es así. Por eso cuando ocurrió el estallido social en Chile fue algo que movió cada fibra en mi. Por suerte tenía una visita planeada entre noviembre y diciembre del año pasado. Así tuve la oportunidad de presenciar algunos momentos de esta revolución. Con estas imágenes quiero evidenciar que el manifestante no es un criminal, es una persona, una mujer cansada de los abusos que reacciona para que el futuro, su futuro y el de sus comunidades sea mejor.

RRSS Instagram: @ursulafadic

 
 

NICOLE KRAMM CAIFAL

Fotógrafa documental que trabaja y reflexiona sobre temas culturales y sociales ligados a los derechos humanos, la ecología, la migración, diversidad e igualdad sexual, reivindicaciones y conflictos políticos. Estudió Fotografía Periodística y Licenciatura en Cine, mención documental, además se especializó en Dirección de Fotografía y Cámara en escuelas de cine en Chile y en la Escuela internacional de San Antonio de los baños, Cuba. Actualmente trabaja como realizadora audiovisual en medios internacionales. Mientras documentaba el año nuevo en las cercanías de plaza dignidad, punto neurálgico de las manifestaciones, recibe un impacto de balín disparado por carabineros de Chile, perdiendo la visión en uno de sus ojos. Entre tanto se recupera, avanza en un documental autoral sobre el estallido social de Chile.

RRSS Instagram: @nicole_kramm

 
01.jpg
 

¨Comencé a documentar mis dolores y vivencias, porque, ¿no todos los días el estado te arrebata la visión de un ojo no? ¿qué vi de más o que vimos demás para que nos dispararan a la cara?. 


Tuve dias brutales, recuerdo que tenía la presión tan alta que sentía que el cerebro me iba a explotar, te dan vómitos y si, lloraba del dolor, no me podia ni parar, a veces siento que desde la cien me calan un cuchillo hacia el ojo.


También ves doble, te mareas, pierdes el sentido de profundidad, el agua de la llave no cae en el vaso, chocas, son muchas cosas. Me identifique con el dolor de mi abuela que esta quedando ciega por vejez, pero yo tengo 50 años menos.


Así llega la era de parches oculares, porque la luz en el ojo nos mata, la pupila está enorme, me transforme en una especie de murciélago, cierro todas las cortinas hasta lograr oscuridad. ¿Que ves? Negro y luces perifericas, lo mismo que en la foto, a veces la retina se vuelve relámpagos y flashes, revolotean luces…


Mi mochila es una farmacia ambulante, cada gota, unas lagrimas demás. Como que así se sale la pena…


Y así tránsitas entre los mundos, camino por sendero de insumisión y expulsó mis sentires, siempre he creído que soy una mujer con mucha fortuna y llevo una vida maravillosa acorde a mis convicciones políticas.


Está vez, me toca luchar por sanar. Hace una semana, agarré mis cosas y me vine a Wallmapu, ha reencontrarme con mi pueblo, me han hecho unos remedios milenarios hermosos, mientras la machi me hace rogativa en lengua nativa mapudungun, cierro los ojos y siento como me observa atenta y esperanzada, me dice que tengo newen de guerrera en la sangre, estaré bien.


Caminare con la Pachamama, vibrare en sanación, me protejo. Ojalá que algún represor lea y se ponga en el lugar de algunx de mis 460 compañerxs que han perdido la visión por salir a la calle. No somos delincuentes, somos jóvenes valientes llenos de sueños e intenciones de cambiar el mundo.


Miro al cielo, tengo hojas de canelo, me siento feliz, no me quebraron.¨

 
 
 
09.jpg
 

2020 © mundana antwerpen